Bautismo

El Santo Bautismo es el fundamento de toda la vida cristiana, el pórtico de la vida en el espíritu ( «vitae spiritualis ianua») y la puerta que abre el acceso a los otros sacramentos. Por el Bautismo somos liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios, llegamos a ser miembros de Cristo y somos incorporados a la Iglesia y hechos partícipes de su misión (cf Concilio de Florencia: DS 1314; CIC, can 204,1; 849; CCEO 675,1): Baptismus est sacramentum regenerationis per aquam in verbo» («El bautismo es el sacramento del nuevo nacimiento por el agua y la palabra»: Catecismo Romano 2,2,5).

¿Qué tengo que hacer para bautizar a mi hijo en la Parroquia de la Corticela?

  • Contactar con el párroco, pasando en el horario señalado por el despacho parroquial, llamando por teléfono o enviando un mail.
  • Los requisitos para padrinos así como para el bautismo de niños/as provenientes del extranjero y/o de otras partes de España, se detallan en un documento que se facilitará oportunamente.

Confirmación

La Confirmación se administrará  normalmente en la Catedral durante la Vigilia Pascual.

Es preciso inscribirse previamente acudiendo al Canónigo Prefecto de Ceremonias de la Iglesia Catedral

canciller(@)archicompostela.org

Matrimonio

«La alianza matrimonial, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Nuestro Señor a la dignidad de sacramento entre bautizados» (CIC can. 1055, §1)

Siendo la Corticela la parroquia de peregrinos y extranjeros el procedimiento a seguir para la celebración del matrimonio puede variar según la situación legal de residencia o la nacionalidad de los contrayentes.

La confesión religiosa de los contrayentes es determinante en el proceso de preparación y celebración del matrimonio.

¿Qué tengo que hacer para celebrar mi matrimonio en la Parroquia de la Corticela?

Contactar con párroco, pasando, en el horario señalado, por el despacho parroquial, llamando por teléfono o enviando un mail.

Es necesario, que cada uno de los contrayentes se acerque a su parroquia y hable con el cura párroco al respecto, para que le guíe en lo que atañe a los documentos que requerirá el expediente de acuerdo con el Derecho Canónico.

Para casarse de conformidad con el rito católico (matrimonio canónico), ha de tramitarse un expediente matrimonial en la parroquia donde estén domiciliados ambos contrayentes, debiendo, también, realizar el curso prematrimonial.

Dependiendo de la situación legal y de residencia  de cada miembro de la pareja se ha dispuesto un resumen de la documentación necesaria en esta Diócesis que se facilitará oportunamente.